H I P E R Z O N A

estetica de la intercomunicacion hipermedial

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Intaglios en la Cheops

Posted by Canto Rodado on June 7, 2010

Advertisements

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Laurie Anderson

Posted by Canto Rodado on November 20, 2007

Language is a Virus

Video Musical del Tema en vivo por parte de la artista Multimedia Laurie Anderson. El texto y el concepto estan inspirados en la filosofia Beat de William Burroughs y en su ensayo The Electronic Revolution

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

The Waste Land [hipertext]

Posted by Canto Rodado on September 6, 2006

Con el ánimo de explorar las posibilidades más elementales del hipertexto, he escogido una pagina web que presenta el poema La Tierra Baldía de T.S. Eliot en un marco y a los lados despliega los comentarios hipervinculados. Espero que lo disfruten. Alvaro

Exploring The Waste Land

This site is a learning resource allowing exploration of T.S. Eliot’s poem The Waste Land. Part of the site uses a framed presentation of the poem with hyperlinked notes, definitions, translations, cross references, texts of works alluded to, commentary, and questions to the reader. Another part of the site is unframed and describes how to use the site, has pages of links to other sites, contains a bibliography, holds essays and supplementary material, gives theme paper help and so on.

http://world.std.com/~raparker/exploring/thewasteland/table/explore6.html

Y pueden compararlo con esta otra versión de menor rendimiento

Posted in Textos, Uncategorized | Leave a Comment »

Declaración de Independencia del Ciberespacio

Posted by Canto Rodado on September 3, 2006

Gobiernos del Mundo Industrial, vosotros, cansados gigantes de carne y acero, vengo del Ciberespacio, el nuevo hogar de la Mente. En nombre del futuro, os pido en el pasado que nos dejéis en paz. No sois bienvenidos entre nosotros. No ejercéis ninguna soberanía sobre el lugar donde nos reunimos.

No hemos elegido ningún gobierno, ni pretendemos tenerlo, así que me dirijo a vosotros sin más autoridad que aquélla con la que la libertad siempre habla. Declaro el espacio social global que estamos construyendo independiente por naturaleza de las tiranías que estáis buscando imponernos. No tenéis ningún derecho moral a gobernarnos ni poseéis métodos para hacernos cumplir vuestra ley que debamos temer verdaderamente.

Los gobiernos derivan sus justos poderes del consentimiento de los que son gobernados. No habéis pedido ni recibido el nuestro. No os hemos invitado. No nos conocéis, ni conocéis nuestro mundo. El Ciberespacio no se halla dentro de vuestras fronteras. No penséis que podéis construirlo, como si fuera un proyecto público de construcción. No podéis. Es un acto natural que crece de nuestras acciones colectivas.

No os habéis unido a nuestra gran conversación colectiva, ni creasteis la riqueza de nuestros mercados. No conocéis nuestra cultura, nuestra ética, o los códigos no escritos que ya proporcionan a nuestra sociedad más orden que el que podría obtenerse por cualquiera de vuestras imposiciones.

Proclamáis que hay problemas entre nosotros que necesitáis resolver. Usáis esto como una excusa para invadir nuestros límites. Muchos de estos problemas no existen. Donde haya verdaderos conflictos, donde haya errores, los identificaremos y resolvereremos por nuestros propios medios. Estamos creando nuestro propio Contrato Social. Esta autoridad se creará según las condiciones de nuestro mundo, no del vuestro. Nuestro mundo es diferente.

El Ciberespacio está formado por transacciones, relaciones, y pensamiento en sí mismo, que se extiende como una quieta ola en la telaraña de nuestras comunicaciones. Nuestro mundo está a la vez en todas partes y en ninguna parte, pero no está donde viven los cuerpos.

Estamos creando un mundo en el que todos pueden entrar, sin privilegios o prejuicios debidos a la raza, el poder económico, la fuerza militar, o el lugar de nacimiento.

Estamos creando un mundo donde cualquiera, en cualquier sitio, puede expresar sus creencias, sin importar lo singulares que sean, sin miedo a ser coaccionado al silencio o el conformismo.

Vuestros conceptos legales sobre propiedad, expresión, identidad, movimiento y contexto no se aplican a nosotros. Se basan en la materia. Aquí no hay materia.

Nuestras identidades no tienen cuerpo, así que, a diferencia de vosotros, no podemos obtener orden por coacción física. Creemos que nuestra autoridad emanará de la moral, de un progresista interés propio, y del bien común. Nuestras identidades pueden distribuirse a través de muchas jurisdicciones. La única ley que todas nuestras culturas reconocerían es la Regla Dorada. Esperamos poder construir nuestras soluciones particulares sobre esa base. Pero no podemos aceptar las soluciones que estáis tratando de imponer.

En Estados Unidos hoy habéis creado una ley, el Acta de Reforma de las Telecomunicaciones, que repudia vuestra propia Constitución e insulta los sueños de Jefferson, Washington, Mill, Madison, DeToqueville y Brandeis. Estos sueños deben renacer ahora en nosotros.

Os atemorizan vuestros propios hijos, ya que ellos son nativos en un mundo donde vosotros siempre seréis inmigrantes. Como les teméis, encomendáis a vuestra burocracia las responsabilidades paternas a las que cobardemente no podéis enfrentaros. En nuestro mundo, todos los sentimientos y expresiones de humanidad, de las más viles a las más angelicales, son parte de un todo único, la conversación global de bits. No podemos separar el aire que asfixia de aquél sobre el que las alas baten.

En China, Alemania, Francia, Rusia, Singapur, Italia y los Estados Unidos estáis intentando rechazar el virus de la libertad erigiendo puestos de guardia en las fronteras del Ciberespacio. Puede que impidan el contagio durante un pequeño tiempo, pero no funcionarán en un mundo que pronto será cubierto por los medios que transmiten bits.

Vuestras cada vez más obsoletas industrias de la información se perpetuarían a sí mismas proponiendo leyes, en América y en cualquier parte, que reclamen su posesión de la palabra por todo el mundo. Estas leyes declararían que las ideas son otro producto industrial, menos noble que el hierro oxidado. En nuestro mundo, sea lo que sea lo que la mente humana pueda crear puede ser reproducido y distribuido infinitamente sin ningún coste. El trasvase global de pensamiento ya no necesita ser realizado por vuestras fábricas.

Estas medidas cada vez más hostiles y colonialistas nos colocan en la misma situación en la que estuvieron aquellos amantes de la libertad y la autodeterminación que tuvieron que luchar contra la autoridad de un poder lejano e ignorante. Debemos declarar nuestros “yos” virtuales inmunes a vuestra soberanía, aunque continuemos consintiendo vuestro poder sobre nuestros cuerpos. Nos extenderemos a través del planeta para que nadie pueda encarcelar nuestros pensamientos.

Crearemos una civilización de la Mente en el Ciberespacio. Que sea más humana y hermosa que el mundo que vuestros gobiernos han creado antes.

 Declaración de Independencia del Ciberespacio

John Perry Barlow (intro) (foto) Electronic Frontier Foundation

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Tésis Filosofía de la Historia

Posted by Canto Rodado on September 1, 2006


9
Hay un cuadro de Klee que se llama Angelus Novus. En él se representa a un ángel que parece como si estuviese a punto de alejarse de algo que le tiene pasmado. Sus ojos están desmesuradamente abiertos, la boca abierta y extendidas las alas. Y este deberá ser el aspecto del ángel de la historia. Ha vuelto el rostro hacia el pasado. Donde a nosotros se nos manifiesta una cadena de datos, él ve una catástrofe única que amontona incansablemente ruina sobre ruina, arrojándolas a sus pies. Bien quisiera él detenerse, despertar a los muertos y recomponer lo despedazado. Pero desde el paraíso sopla un huracán que se ha enredado en sus alas y que es tan fuerte que el ángel ya no puede cerrarlas. Este huracán le empuja irreteniblemente hacia el futuro, al cual da la espalda, mientras que los montones de ruinas crecen ante él hasta el cielo. Ese huracán es lo que nosotros llamamos progreso.

17
El historicismo culmina con pleno derecho en la historia universal. Y quizás con más claridad que de ninguna otra se separa de ésta metódicamente la historiografía materialista. La primera no tiene ninguna armadura teórica. Su procedimiento es aditivo; proporciona una masa de hechos para llenar el tiempo homogéneo y vacío. En la base de la historiografía materialista hay por el contrario un principio constructivo. No sólo el movimiento de las ideas, sino que también su detención forma parte del pensamiento. Cuando éste se para de pronto en una constelación saturada de tensiones, le propina a ésta un golpe por el cual cristaliza en mónada. El materialista histórico se acerca a un asunto de historia únicamente, solamente cuando dicho asunto se le presenta como mónada. En esta estructura reconoce el signo de una detención mesiánica del acaecer, o dicho de otra manera: de una coyuntura revolucionaria en la lucha en favor del pasado oprimido. La percibe para hacer que una determinada época salte del curso homogéneo de la historia; y del mismo modo hace saltar a una determinada vida de una época y a una obra determinada de la obra de una vida. El alcance de su procedimiento consiste en que la obra de una vida está conservada y suspendida en la obra, en la obra de una vida la época y en la época el decurso completo de la historia. El fruto alimenticio de lo comprendido históricamente tiene en su interior al tiempo como la semilla más preciosa, aunque carente de gusto.

18
«Los cinco raquíticos decenios del homo sapiens», dice un biólogo moderno, «representan con relación a la historia de la vida orgánica sobre la tierra algo así como dos segundos al final de un día de veinticuatro horas. Registrada según esta escala, la historia entera de la humanidad civilizada llenaría un quinto del último segundo de la última hora». El tiempo – ahora, que como modelo del mesiánico resume en una abreviatura enorme la historia de toda la humanidad, coincide capilarmente con la figura que dicha historia compone en el universo.

Tésis Filosofía de la Historia

Posted in Textos, Uncategorized | 1 Comment »

Nacimiento del hipertexto

Posted by Canto Rodado on August 10, 2006

Los estudios teóricos coinciden en señalar la primera referencia definida al sistema de hipertexto en el artículo publicado por Vannevar Bush en la revista Atlantic Monthly, en 1945, en el que el autor reclamaba la necesidad de crear máquinas mecánicas que permitiesen establecer vínculos inmediatos entre fuentes textuales diversas e independientes entre sí, y ordenar la información en función de sus contenidos y de la relación establecida entre éstos por cada usuario particular, emulando así, según Bush, el funcionamiento asociativo de la mente humana. Bush desarrolló esta idea en sus escritos a lo largo de toda su vida, elaborando una detallada descripción de un sistema al que bautizaría como “Memex”. Dos décadas más tarde, Theodor H. Nelson, discípulo de Bush y especialista en informática y computación, pondría en circulación el término “hipertexto”, definido por el propio Nelson como un tipo de “escritura no secuencial, un texto que bifurca, que permite que el lector elija y que se lea mejor en una pantalla interactiva. De acuerdo con la noción popular, se trata de una serie de bloques de texto conectados entre sí por nexos, que forman itinerarios para el usuario.” 1

La misma tecnología digital que permite crear hipertextos facilita también la inclusión en éstos de material no textual, es decir, todo tipo de elementos gráficos, imágenes y sonidos, lo cual constituye una gran novedad con respecto a los textos editados en papel impreso. 2 No obstante, no debe olvidarse que la utilización de recursos gráficos no es ni mucho menos exclusiva de los textos en soporte digital, ya que, como bien señala G. P. Landow, “incluso sin más elementos visuales explícitos adicionales, el texto impreso contiene ya una buena cantidad de información visual aparte del código alfanumérico”. Sin embargo, continúa, “a pesar de su considerable presencia en el texto impreso, los elementos visuales tienden a ser dejados de lado por los escritores contemporáneos cuando consideran la naturaleza del texto en la era electrónica.” 3

En la fase actual de desarrollo tecnológico, el hipertexto se ha convertido en un tipo de documento habitual que puede encontrarse en los CD-ROM y otros productos multimedia, y especialmente en Internet. 4 De hecho, la misma red podría ser concebida en sí misma como un gran hipertexto compuesto por millones de unidades textuales a través de las cuales el usuario no sólo puede, sino que necesariamente ha de trazar su propio recorrido secuencial.

Nacimiento del hipertexto

Posted in TEORÍA DE MEDIOS, Uncategorized | Leave a Comment »

El hipertexto y la teoría literaria

Posted by Canto Rodado on August 10, 2006

En el ámbito de la teoría literaria la aparición del hipertexto materializó una serie de aspiraciones expresadas por diferentes teóricos de este siglo, al permitir poner en la práctica un tipo de documento cuyas características lo dotan de una gran flexibilidad en comparación con el concepto tradicional de texto. Roland Barthes elabora en su obra S/Z, publicada en 1970, la descripción de un texto “ideal” en el que desaparecen las fronteras entre autor y lector, al exigírsele a este último un papel mucho más activo en la construcción del significado del texto. Gran parte de la terminología utilizada en el análisis y la descripción del hipertexto ha sido tomada de los escritos de este autor (“nexos”, “nodo”, “red”, “trama”, “trayecto”).

Jacques Derrida, en su libro Speech and Phenomena, expresa su concepción de la textualidad como montaje en el sentido cinematográfico, yuxtaponiendo diferentes unidades cuyos significados individuales son radicalmente diferentes del significado del conjunto. Desde el punto de vista de la teoría deconstructivista, que no concibe únicamente los documentos impresos, sino el entorno en general como texto que debe ser interpretado por cada lector, la capacidad del hipertexto para asimilar elementos textuales o no textuales y creados o no como obras literarias es significativamente atractiva.

Asimismo, la teoría elaborada por Mikhail Bakhtin en torno a lo que él mismo definió como novela dialógica, polifónica, con multiplicidad de voces (Problems of Dostoievsky’s Poetics, 1984) permite analizar el hipertexto en su calidad de documento obtenido como resultado de la yuxtaposición de elementos de múltiples autores.

El hipertexto y la teoría literaria

Posted in TEORÍA DE MEDIOS, Uncategorized | 2 Comments »

Texto e hipertexto

Posted by Canto Rodado on August 10, 2006

Cualquier conjunto de unidades textuales de estas características (con independencia de que esté compuesto por decenas, miles o millones de ellas) tiene una serie de rasgos que lo diferencian claramente de los textos impresos, y que ocasionan una serie de transformaciones en la actividad tanto del lector como del autor.

En primer lugar, al establecer que cada usuario o lector escoja su propia trayectoria entre las diferentes posibilidades que le brindan los nexos, el hipertexto rompe la linealidad de la lectura. La estructura textual tradicional, compuesta inexcusablemente por un principio, un centro y un final (si no en cuanto a la estructura interna de un texto, al menos sí en lo que se refiere a la disposición del texto en el papel, y al orden que se espera que siga el lector), es sustituida por una determinada cantidad de unidades textuales susceptibles de convertirse en cualquiera de estos tres elementos, o en los tres, alternativamente.

Esta sustitución puede considerarse un paralelo textual de dos actitudes comunes en las corrientes de pensamiento que se han impuesto en las últimas décadas: de una parte, la sustitución de la temporalidad newtoniana –que divide el tiempo en unidades de idéntico valor y duración– por otro tipo de ordenaciones en las que se da proridad a la percepción subjetiva del tiempo; de otra, desde el punto de vista del historicismo, el rechazo los conceptos de evolución y de progreso asociados a la linealidad. 5

Además de constituir un documento no lineal, el hipertexto, compuesto por un número en principio ilimitado de unidades textuales y contenido en un soporte que permite manipularlo con relativa facilidad, materializa el ideal de texto abierto e inacabado que puede ser ampliado indefinidamente añadiendo nuevas unidades y estableciendo nuevos nexos entre unidades ya existentes. Esta manipulación puede ser ejecutada no sólo por los diferentes autores de cada una de las unidades textuales, sino también por cada uno de sus lectores, lo que aproxima considerablemente el papel que unos y otros desempeñan en la generación de significado. El traspaso de poder al lector, que deja de enfrentarse a un texto cerrado para poder aportar sus propios contenidos a la obra, implica, a su vez, una pérdida de relevancia de la figura del autor. Ambas características tienen como consecuencia que, en el hipertexto, las tradicionales estructuras jerárquicas (centro, autor) desaparezcan en un conjunto carente de niveles y órdenes preestablecidos, en el que cada lector puede actuar, en principio, con una libertad casi absoluta. 6 Nuevamente, esta perspectiva materializa los postulados posmodernos que rechazan la autoridad del autor sobre el texto, así como las jerarquías establecidas entre conceptos tales como centro y periferia, tanto a nivel textual como a nivel político-social. 7

Si un hipertexto cuenta con un número ilimitado de componentes y puede ser modificado por cada uno de sus lectores según su voluntad, ello implica necesariamente la existencia de multiplicidad de versiones tanto sincrónicas como diacrónicas, lo cual contrasta con el carácter inalterable de los textos impresos. A fin de valorar las importantes consecuencias que este rasgo del hipertexto podría tener en las construcciones culturales humanas, piénsese, por ejemplo, en los efectos históricos causados por el establecimiento de una versión “canónica” de la Biblia o el Corán, documentos en cuya inalterabilidad se sustentan dos relevantes corrientes religiosas.

Texto e hipertexto

Posted in TEORÍA DE MEDIOS, Uncategorized | Leave a Comment »

Hello world!

Posted by Canto Rodado on August 9, 2006

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Posted in Uncategorized | 1 Comment »